El diario de Letizia Ortiz

jueves, junio 10

La que lo coge del brazo y sonríe

He comenzado a proponer actividades para el futuro inmediato. No quiero acabar visitando hospitales y acariciando a niños enfermos para la foto del "Diez Minutos". Filíp a veces se cansa de los actos interminables, de los días interminables de saludos y besamanos. (Pobre santo, a veces le hago masajes en los pies, que se le hinchan y parece que fuesen a explotar).

No quiero ser la que lo coge del brazo y sonríe, de por vida. Ni que ése sea mi papel en España. La Casa está de acuerdo. Es posible que el año entrante nadie sepa nada de mí, nadie acuerde de mí, ni haya una sola portada mía. Eso significará que he comenzado a ser útil.