El diario de Letizia Ortiz

miércoles, junio 2

El cotilla

Cristina e Iñaki se conectan al messenger indistintamente y desde una misma cuenta de correo, sin especificar quién es quién. En mis contactos figuran como "The Palm Dukes", así, a secas. Ayer estuve conversando cerca de quince minutos con él, creyendo estar hablando con ella. Y no porque yo me haya despistado, sino porque el Urdanga (sí, lo diré públicamente, para que escarmientes) se hizo pasar por mi amiga.

Luego, cuando ya era tarde para morderse la lengua, me dijo la verdad entre risas. Le pregunté que por qué me había engañado, y su respuesta, al menos, fue sincera: "A veces me gusta saber sobre qué cotilleáis".