El diario de Letizia Ortiz

miércoles, mayo 12

La moneda de la Boda Real

Ayer tuve en mis manos, por primera vez, la moneda conmemorativa de la Boda. Había visto los bocetos, pero nunca hasta hoy una de ellas se me había perdido en el bolsillo. Tuve el impulso de salir a por el periódico, pagar con una y que me dieran el cambio, para ver si era cierto. Poco a poco me voy acostumbrando a casi todo, pero a veces, como ahora que escribo con mi moneda en la mesa, durante un segundo vuelvo a sorprenderme, a creer que un día habré de despertar en el mundo real, el mundo de siempre, donde las monedas no llevan ni llevarán nunca mi rostro grabado.