El diario de Letizia Ortiz

lunes, mayo 24

Desde un hotel de Cuenca

"Si no fuera quien soy, ¿te habrías casado conmigo?", me preguntó Filíp esta mañana. "Si no fueras quien eres", le digo, "te habrías casado mucho antes, con la noruega o con alguna otra modelo altísima". Me mira, mordisqueando un croissant y me dice con cara de bobo: "Conste que esta vez la has nombrado tú. Luego no te quejes". Cambio de tema, para que no siga flotando el nórdico fantasma en la habitación: "Me gusta este hotel, es sobrio". Asiente, sirviendome el café: "", coincide, "además nos tratan como príncipes". Reímos.

Mañana estaremos en Zaragoza. Luego debemos volar a Jordania, a una boda que interrumpirá nuestro viaje de novios y apagará estas risas distendidas. A pesar de eso, estamos de muy buen humor.