El diario de Letizia Ortiz

lunes, marzo 1

Los tenedores

Las clases de protocolo son duras, pero no por demasiado estrictas sino porque te duermes. Podemos estar dos horas enteras hablando sobre un tenedor. Hay páginas y páginas escritas sobre el problema del tenedor. A veces me resulta increíble, sobre todo las cuestiones que no tienen lógica alguna. Sin embargo, los profesores están contentos conmigo. Dicen que tengo pasta para el asunto, que tengo "una natural predisposición".

Ayer ha salido en la prensa una encuesta: el 72% de los españoles me acepta. Espero que ahora, que sé utilizar la cubertería correctamente, la tendencia suba un poco. Hasta 80%, por menos.