El diario de Letizia Ortiz

martes, enero 20

Motes

Yo le digo Filíp, le digo Bombón, le digo Chico Alto, le digo Principeazú (andaluz puro), o no le digo nada y me lo quedo viendo, en silencio, hacerse el serio, hablar de macroeconomía con Gustavo, hablar de política con Juan Carlos. Siempre serio, aunque se le escape por los cuatro costados el niño que lleva adentro. Nunca le falta un segundo para mirarme. Yo le hago gestos sutiles con los ojos. O me pongo bizca durante un segundo. Él me quita la mirada para no reír.

Él me dice Letu, me dice Doña, me dice por mi nombre, pero la mayoría de las veces me dice Ortiz, y cuando me dice Ortiz me inunda de amor, porque es como un chico alto, gigante, que quisiera ser pequeño. A veces nos miramos horas enteras y no nos decimos nada.