El diario de Letizia Ortiz

viernes, enero 2

La misma de siempre

Me ha resultado algo incómodo llamar a Anabel para desearle un buen año. Lo he hecho siempre, desde que regresé de México. No somos amigas con mayúsculas, pero nos hemos ayudado mucho y la estimo. La he llamado siempre, para su aniversario y para el año nuevo. Pero esta vez ha sido incómodo para ambas. "Mujer, que soy yo", le he dicho, "la misma de siempre". Pero hubo tensión, hubo distancia. "No, Let, la de siempre ya no... Eso ténlo bien claro", me ha dicho. Y es probable que tenga razón. "He visto que has quitado tu diario, el de siempre", me ha dicho. Y no supe cómo explicarle el por qué, sin tener que reconocer que ya no soy la misma.

Dos minutos después me he puesto a escribir otra vez. Un nuevo diario, sin memoria del pasado. El anterior he decidido borrarlo y quitarlo de blogspot, porque tarde o temprano alguien iba a hilar fino. Están los buitres desesperados buscando algo en mi pasado. No se los daré. Mi vida empieza otra vez. Si queréis algo, buscad en mi alma. Ana, manita, también va por ti.